Cristales Oftálmicos

1. Cristales Oftálmicos Monofocales:
Se utilizan para corregir las dificultades de visión lejana, intermedia o cercana, de acuerdo a su necesidad.
 
2. Cristales Oftálmicos Bifocales:
Es una buena opción para quienes quieran eliminar el uso molesto de anteojos de lejos y cerca, unificando dos distancias en un solo armazón. También puede confeccionarse para visión de lejos e intermedia o bien intermedia y cerca.
 
3. Cristales Oftálmicos Progresivos:
Son lentes oftálmicas utilizadas para compensar un campo visual de lejos, otro de cerca y una serie de distancias intermedias. Son, en principio, la solución que restaura la situación más similar a lo que es el sistema visual antes de la presbicia. Al igual que en lentes bifocales o trifocales, su adaptación requiere de un período de tiempo. El mismo consiste en mecanizar los movimientos oculares y de la cabeza, para que los ojos siempre "apunten" por el punto de máxima visión.
 
Opciones;
Lejos, intermedia y cerca
Es el cristal ideal para aquellas personas que requieren de una visión integral, obteniendo una visión apropiada de manera clara y uniforme entre larga, media y corta distancia.
La parte superior del lente esta diseñada para ver los objetos lejanos como por ejemplo al manejar o mirar una película. La porción central se utiliza para ver a distancia intermedia, como el panel de instrumentos de su automóvil o el monitor de su computadora. La zona inferior es usada para enfocar objetos en visión cercana, como la lectura de libros, mapas o mirar la pantalla del teléfono celular.
 
Intermedia y cerca
Existe una opción de cristal progresivo ideal para aquellos usuarios que necesiten prioriza la visión de intermedia y cerca. A diferencia de un lente bifocal no tiene película, ni salto de imagen al cambiar de graduación.